Te ofrecemos los mejores productos para una correcta limpieza facial

Cada día nos exponemos a todo tipo de agentes contaminantes que dañan nuestra piel. Por esta razón, es fundamental que dediquemos unos minutos a limpiar en profundidad nuestros poros. En Aloe Plus Lanzarote te contamos nuestros secretos para conseguir una piel limpia, suave y con luminosidad.

La piel del rostro es muy delicada y necesita una limpieza diaria para conservar un aspecto joven y saludable. Pero debes tener cuidado, pues los métodos agresivos podrían afectar a los aceites naturales presentes en la piel.

Tienes que ser consciente de que lavar más veces tu cara no supone un mejor tratamiento. Lo conveniente es que limpies tu piel una vez al día y que elijas jabones naturales, como los elaborados a base de Aloe vera. Los jabones de tocador que puedes encontrar en perfumerías o supermercados pueden contener ingredientes dañinos para la piel.

Cuida tu cutis con Aloe vera en cinco sencillos pasos:

  1. Limpia los residuos superficiales y el maquillaje

Utiliza la espuma limpiadora e hidratante de aloe vera para limpiar, tonificar y purificar tu piel. Puedes aplicarla directamente en el rostro previamente humedecido o utilizar discos de algodón. Se trata de un mousse desmaquillante e hidratante que limpia en profundidad el cutis, eliminando cualquier tipo de toxina. Además, no contiene ningún aceite, por lo que es apta para pieles secas, mixtas y grasas.

  1. Realiza un segundo lavado

Lava tu rostro con el jabón artesanal de aloe vera para eliminar todas las impurezas presentes en la piel. Notarás un efecto calmante y regenerador gracias a su composición a base de aloe vera, aceite de coco, glicerina y perfume sin alérgenos. Es ideal para pieles con acné o sensibles y para usar en el afeitado.

En el caso de que también te interese una acción exfoliante, te recomendamos que utilices el jabón artesanal de sal marina y algas para garantizar la eliminación de células muertas. La sal marina es un exfoliante suave con propiedades purificadoras, además de que activa la circulación y elimina toxinas.

  1. Retira el exceso de grasa con una mascarilla

Cuando tengas la cara limpia, utiliza la mascarilla de aloe vera y arcilla blanca, para limpiar los poros en profundidad y los excesos de grasa y puntos negros. Aplica una capa uniforme, evitando la zona del contorno de ojos. Deja que actúe sobre la piel 10 minutos y aclara con abundante agua. Te aconsejamos que utilices este producto una o dos veces por semana, dependiendo de tu tipo de piel. Notarás cómo tu cutis queda mucho más suave y radiante.

  1. Cierra el poro y tonifica tu piel

Aplica el tónico de aloe vera y extracto rosas para cerrar e hidratar los poros de tu piel. Es ideal para rejuvenecer y proteger el rostro y apto para todo tipo de pieles. Pulveriza el producto sobre el rostro y extiende con ligeros toques hasta su total absorción.

  1. Hidrata la piel

En la mañana siguiente, hidrata tu piel con la crema hidratante de aloe vera. Es apta para el rostro y para el cuerpo, dados sus principios activos. Su alto contenido en aloe vera protegerá tu piel y le otorgará mayor elasticidad. Además, contiene un filtro solar contra las radiaciones ultravioletas.

Te explicamos cómo utilizar estos productos correctamente para obtener los mejores resultados en este vídeo: