El aloe vera reduce los niveles de azúcar en sangre y mejora el tratamiento contra el ‘pie diabético’

El aloe vera es un importante aliado para combatir la diabetes porque ayuda a disminuir la glucosa en sangre y previene y cuida de la aparición del pie diabético. En este post te enseñaremos a cómo utilizar el aloe para combatir dicha enfermedad.


La diabetes se produce cuando los niveles de glucosa en sangre están muy altos. Para evitar que esto suceda, nuestro organismo genera una hormona llamada insulina que suministra a las células la energía de la glucosa. En caso de no hacerlo, aparece esta enfermedad.

Dentro de las sustancias que componen el aloe encontramos la emodina, un principio activo que reduce el azúcar y ayuda a absorber los carbohidratos. Lo que favorece a que los niveles de glucosa no suban.

Además, la planta contiene fructosa, una forma de carbohidrato presente en los vegetales que se absorbe lentamente. De tal manera que se evitan las picos altos de azúcar.

El aloe es rico también en minerales que ayudan a controlar los niveles de glucosa en sangre. Algunos de ellos son el cromo, el manganeso y el magnesio.
Te sugerimos el consumo del jugo de aloe vera en su dosis diaria recomendada, que son 50 ml. Con esta medida puedes llegar a reducir los niveles de azúcar en sangre hasta un 50 por ciento en dos meses.

 

También hay otros productos, como los zumos de aloe vera y las cápsulas de aloe, que podemos incluir en nuestras comidas de manera alternativa.

El gel de aloe vera sirve también para hidratar los pies y favorecer su cicatrización. Es el caso de las personas que padecen el conocido como ‘pie diabético’. Una de las consecuencias de la diabetes que consiste en la pérdida de sensibilidad en los pies, debido al daño que produce en los nervios, lo que hace que las personas afectadas no noten cortes, llagas y golpes.

Recuerda seguir una dieta equilibrada y realizar ejercicio físico. Además, no dejes de consultar a tu médico ante cualquier duda.