Aloe Plus Lanzarote lanza la Mascarilla orgánica con tratamiento rejuvenecedor

Las mascarillas faciales se han convertido en el producto estrella de muchas marcas de belleza y han generado un boom en el sector. Desde Aloe Plus Lanzarote hemos diseñado nuestra propia mascarilla a partir de elementos naturales como el aloe vera, el vino, el hinojo, el aceite de argán y el aceite de semillas de granada. ¿Necesitas revitalizar y eliminar las impurezas de tu rostro? Te contamos el secreto para conseguirlo.

La preparación de la piel para eventos importantes, era las ocasión más habituales para aplicar las mascarillas faciales. Este producto ha pasado de utilizarse de forma ocasional a convertirse en un indispensable de la rutina semanal del cuidado del rostro.

Existen tantas mascarillas como soluciones precisa nuestra piel. Podemos encontrar mascarillas exfoliantes, reafirmantes, matificantes, hidratantes, para igualar el tono, etc. Podemos encontrar mascarillas en monodosis, frascos o también mascarillas de celulosa con el producto impregnado.

Tratamiento contra el envejecimiento prematuro

En concreto, la mascarilla orgánica de Aloe Plus Lanzarote es una solución completamente natural e innovadora, capaz de luchar de manera eficaz y desde la primera aplicación contra los signos de fatiga y las imperfecciones cutáneas causadas por el paso del tiempo y por la contaminación. De hecho, nuestro producto se define como un tratamiento contra el envejecimiento prematuro.

Gracias a los valiosos ingredientes que la componen y a su textura suave y ligera, con este tratamiento rejuvenecedor y detox, la piel estará de forma inmediata suave y mucho más tersa. En poco más de 10 minutos la mascarilla facial de tela comprimida habrá realizado su cometido, aportándole a tu piel un intenso tratamiento.

Consejos de uso

En este caso, el tratamiento incluye una mascarilla de tela reutilizable. Deberás introducir la tela en un recipiente en el que, luego, debes verter el contenido de uno de los botellines.

Deja absorber los ingredientes activos durante unos minutos. Desenrolla la mascarilla suavemente y aplícala en el rostro evitando los ojos.

Déjala actuar durante unos 15 minutos. Puedes aprovechar para leer, ver alguna serie o cualquier tarea que no requiera demasiada actividad.

Una vez retirada la mascarilla enjuaga tu cara con agua tibia o aclárala con un algodón empapado en agua. Et voilà! Piel hidratada, nutrida y libre de impurezas. Te recomendamos repetir la aplicación semanalmente para conseguir mejores resultados.