El gel de aloe vera se usa en la elaboración de diferentes productos para el cuidado de la piel. Debido a las propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que posee, hacen que sea un ingrediente esencial en el tratamiento de diferentes afecciones de la piel.
Ciertos estudios han demostrado que el uso de una crema de aloe vera junto con un tratamiento dermatológico contra el acné, mejoran los resultados visiblemente.

El gel de aloe vera se puede usar de distinta manera, tanto por sí solo o combinarlo con otros productos naturales. Hoy te presentamos diferentes usos del aloe vera para que puedas realizar tus propias cremas en casa e incluso tu propio exfoliante libres de productos artificiales.

Máscara facial de aloe vera y zumo de limón

Está comprobado que el ácido cítrico que contienen ciertas frutas como el limón es eficaz en el tratamiento antiacné. Si te preocupa la acidez y las posibles irritaciones en la piel, no te preocupes, el gel de aloe vera lo suaviza.

 


Se mezcla tres cucharadas de gel con una cucharadita de zumo de limón. Lo aplicamos en el rostro y dejamos reposar diez minutos. Evita el contorno de ojos y enjuaga bien tras el tiempo estimado.

Máscara facial de canela, miel y aloe vera

Para calmar el acné esta mezcla es ideal, ya que la miel y la canela tienen propiedades antibacterianas y antiinflamatorias parecidas a la del aloe vera.

Se prepara muy rápido y nos dejará una agradable sensación en el rostro. En un bol mezclamos dos cucharadas de miel, una cucharada de gel de aloe vera y ¼ de cucharadita de canela. Mezclamos bien y aplicamos. Nos lo aplicamos, nos relajamos diez minutos y enjuagamos con agua tibia.

Exfoliante de coco, azúcar y aloe vera

Este exfoliante natural te ayudará a eliminar las impurezas de la piel y a mantener el rostro fresco. Casi todos los exfoliantes que encontramos en el mercado tienen productos químicos que pueden provocar reacciones en la piel, por lo que es una buena opción que podemos hacer en casa en pocos minutos.

Mezclamos a partes iguales el aceite de coco y el azúcar y añadimos la mitad de esa mezcla de gel de aloe vera. Aplicamos con un suave masaje y aclaramos.

Los granos del azúcar retirarán la piel muerta y por su parte, el aceite de coco contiene ácido láurico, que según los estudios, es un componente esencial de este producto que ayuda a combatir el acné.

No es bueno usar los exfoliantes con regularidad, con una vez cada diez días está muy bien para evitar que la piel se irrite. Si tienes dudas de su uso o tu acné es muy acentuado, consulta primero a un médico, ya que algunos tipos de pieles suelen reaccionar con el uso de exfoliantes.

Como podemos ver, el aloe vera no deja de sorprendernos. Ahora te toca a ti poner en prácticas estos trucos para elaborar tus propios productos antiacné y comprobar por ti mismo los excelentes resultados.